La mediación es una manera de resolución de conflictos alternativa a la vía judicial.

En la mediación, es una tercera persona imparcial (el mediador) quien regula a la comunicación entre las partes con el fin de que puedan acercar posiciones y llegar a un acuerdo que satisfaga a todas ellas.

VER PRESENTACIÓN

La mediación es:

  • Voluntaria:

    Para que la mediación sea efectiva debe ser necesariamente voluntaria. Ninguna de las partes debe acudir coaccionada u obligada y tienen total libertad para abandonar el proceso en cualquier momento.
  • Confidencial:

    Toda la información que se comparta durante el proceso de mediación es confidencial. El mediador no podrá ser citado como testigo antes, durante o después de la Mediación en ningún procedimiento de índole judicial relacionado con el tema a tratar en el proceso.
  • Imparcial:

    El mediador es siempre imparcial, no toma partido por ninguna de las partes. El mediador no da soluciones, ni consejos, ni opiniones; tan sólo acompaña a las partes durante el proceso para que ellas mismas puedan lograr un acuerdo que las satisfaga plenamente.
  • Flexible:

    No existen dos procesos de Mediación iguales. Las características de la Mediación permiten que ésta se adapte a cada persona y a cada caso concreto.
¿CUANDO?
La mediación es útil en todo tipo de conflictos y para toda clase de personas. Para resolver los diferentes tipos de conflictos existen diferentes MODALIDADES DE MEDIACIÓN